Punchmaster, Coilmaster Jr. y Sterling® DigiBinder

Vice President Jason Mc Williams (Left) with John Braaten, president.
Jason McWilliams, vicepresidente (izq.)
con John Braaten, presidente.

A Estos Dos les Fue Bien en la Feri
En Graph Expo, consiguieron nuevas funcionalidades en perforado, espirales y encuadernado a la rústica

Impressions Printing (de Oklahoma City) es una pequeña imprenta comercial que se especializa en cualquier tipo de trabajos monocromáticos hasta color digital, incluyendo offset a todo color. En octubre de 2006, el presidente de la compañía, John Braaten, y el vicepresidente, Jason McWilliams, se pasaron tres días en la Graph Expo.

A McWilliams (veterano de 20 años en las artes gráficas), ya le urgía ir otra vez a alguna feria del ramo. La última que había visitado fue allá por la década de 1990, cuando trabajaba para otra empresa. Y durante siete años, desde que llegó a Impressions Printing, estuvo presionando a su buen amigo Braaten para que asistieran a Graph Expo.

"Costó mucho trabajo convencerlo, pero yo sabía que teníamos que ir, por todo lo que se puede ver y aprender allí y con eso alimentar nuestros sueños", comenta McWilliams.

Su campaña surtió por fin resultados. Pero la excursión a Chicago no se hizo a la ligera; crearon planes detallados para cada día. "Fue un viaje de compras con propósitos definidos", cuenta McWilliams. "Ya desde antes de llegar sabíamos lo que tendríamos que adquirir. Estábamos investigando las prensas digitales en color, con miras a mejorar nuestros equipos existentes, además de involucrarnos a fondo en la impresión de formato ancho."

Amy Dennis, production scheduler, operates the Punchmaster
Amy Dennis, programador de la producción,
operando la Punchmaster

Braaten y McWilliams programaron también una visita de seguimiento a Spiel Associates, de Long Island City, NY. Habiendo comprado e instalado una Sterling Punchmaster 20 unas pocas semanas antes de la feria, querían obtener capacitación adicional sobre esa máquina. "Es bastante sencilla, pero siempre es útil platicar con un técnico que te de consejos y te enseñe los trucos", dice McWilliams.

El personal de Impressions Printing no tenía planeado investigar equipos adicionales de post-prensa, pero como suele suceder en las ferias comerciales, descubrieron otras dos máquinas que les resultaron prácticamente "indispensables".

Buddy Billen
Buddy Billen, técnico encuadernador,
le saca provecho a la Coilmaster Jr.

Impressions Printing se enteró de la Punchmaster de Spiel mediante una búsqueda en Internet. "Nos llamaron en mayo", recuerda David Spiel, copropietario de la firma que lleva su nombre. "Pocos meses después, hacia finales de septiembre, nos llamaron otra vez. A la semana, ya tenían su máquina." Y cuenta McWilliams: "Andábamos buscando una perforadora más rápida". Y después de la conversación inicial en mayo, la gente de Impressions Printing descargó desde www.spielassociates.com algunos videos de la Punchmaster, capaz de perforar 125,000 hojas por hora. Para septiembre, la empresa encaraba un proyecto que rebasaba la capacidad de su perforadora antigua.

"Tenían que sacar ese trabajo a como diera lugar y cuanto antes. Y con la máquina vieja, que además tendía a trabarse, eso hubiera sido imposible", dice Spiel. "Tenían una semana de haber recibido su Punchmaster cuando los saludamos en Graph Expo."

Dice Spiel:
Spiel's spiel

Cualquier visitante puede contar con que se encontrará a los hermanos Michael, Saul o David Spiel en el stand de Spiel Associates. Su padre, Norton, está semi-jubilado, pero le sigue interesando resolver retos de encuadernado, incluso aunque la solución no resulte demasiado lucrativa para la empresa. "Es algo bueno para el cliente, aunque no tanto para nosotros", dice David Spiel. "Va a querer resolver problemas como los de perforar tarjetas, plegarlas y rebajarlas por los cuatro bordes."

Spiel Associates es toda una tradición en las ferias Graph Expo y Print desde hace 39 años. También participa en Graphics of the Americas, On Demand, Ipex y Drupa.

Según David Spiel, las ferias europeas son más prolongadas y el ritmo es más relajado que en una Graph Expo o Print. "En Estados Unidos, alguien dedica solamente un día a la feria, así que lo ves corriendo como el diablo de Tasmania, tratando de verlo todo. Y llega al aeropuerto y piensa 'Caray, se me olvidó ver esas otras cosas."

Por contraste, dice Spiel, el típico asistente a Ipex o Drupa se anda con calma, nunca de prisa. "En esas ferias, quizá un señor pasa despacito por tu stand y te dice: "Pasé a ver su maquinaria". Y tú le respondes: "Sí, señor, ¿cómo está usted?" y todo eso. "Y le dedicas 15 minutos."

En Estados Unidos, nadie se anda con ceremonias, comenta Spiel. "Es cosa de Hola… Hola… ¿Que tiene para ofrecerme?"

La Sterling Punchmaster 20 puede perforar hojas que van de un mínimo de 4 x 5 pulgadas hasta un máximo de 20 x 20 pulgadas. Esa perforadora es idónea para perforar para peine de plástico o de alambre doble, o espiral de plástico, así como cejas, lengüetas, materiales publicitarios para colgar en las puertas, y ventanillas para sobres. Un alimentador neumático optativo permite al usuario perforar signaturas o cartones gruesos.

"Ya habíamos platicado muchas veces con David y su hermano Michael, así que ya teníamos una relación con ellos", dice McWilliams. "Nos encontramos con ellos casi al comienzo de nuestro primer día de la feria, y fue fabuloso. Se conocían su producto por dentro y por fuera."

David Spiel comenta que ésa es una de las ventajas de ser una compañía relativamente pequeña, operada por una familia. "Si usted quiere platicar con el gran jefe, ¡con nosotros está en el lugar exacto!"

Cualquier miembro del personal de feria de Spiel es capaz de demostrar las máquinas. "A menudo me siento yo mismo a los controles de la Coilmaster y la opero; lo mismo va para la Punchmaster y la Coilmaster Jr.," afirma Spiel. "Yo la hago funcionar y luego invito al cliente a seguir mi ejemplo."

Hey, ¿qué es eso?
Después de recibir algunos consejos sobre la Punchmaster, McWilliams y Braaten divisaron la Sterling Digibinder, la encuadernadora a la rústica que se opera con un solo paso y es ideal para aplicaciones a demanda. "Vimos esa encuadernadora por encolado y nos dijimos: Esto nos puede funcionar, sería perfecta," recuerda McWilliams. "Y con su precio de menos de 10,000 dólares, es más que perfecta para nosotros." La Digibinder es capaz de producir 360 libros por hora, de hasta 2 pulgadas de grueso. "Su pinza y abrazadera neumática se ajusta automáticamente al espesor de los libros. En lugar de simplemente ranurarlo, la cuchilla trocea todo el lomo y le hace las ranuras. Sus dos rodillos de engomado garantizan una aplicación pareja. La máquina es especialmente buena con papeles estufados.

Una encuadernadora mecánica de mesa
La máxima emoción llegó cuando los enviados de Impressions Printing se toparon con la más novedosa oferta de Spiel en encuadernado mecánico, la Sterling Coilmaster Jr. Esa unidad de mesa había debutado en los Estados Unidos desde Print 05. Automáticamente inserta la espiral en el libro desde el primer hoyo hasta el último. Y luego la corta y remata automáticamente. El usuario puede encuadernar libros de hasta 22 mm de diámetro a un ritmo de 600 por hora, sin herramientas extra. La Coilmaster Jr. maneja libros con márgenes de hasta 3/16 de pulgada con hoyos redondos u ovalados, y a cualquier espaciado.

"Ni siquiera sabíamos que existía la Coilmaster Jr.", dice McWilliams. "Sabíamos del modelo regular (de piso), la Coilmaster, pero eso estaba fuera de nuestros presupuestos, considerando lo que queríamos hacer." La Coilmaster Jr. era tan novedosa, que la máquina presentada en la feria era el primer ejemplar de producción. "El año anterior, en Print 05, enseñamos un prototipo," recuerda Spiel. "En general, no le vas a decir al cliente nuevo: 'Mire, tenemos esta máquina que salió ayer'. Pero [Braaten y McWilliams] la vieron y les gustó."

La Coilmaster Jr., que cuesta menos de 14,000 dólares, era lo ideal para una de las tareas poco usuales de esa imprenta, una corrida de libros de 5 x 3.1/2 pulgadas. "Spiel le hizo a nuestra máquina una ligera modificación", narra McWilliams. "Están dispuestos a hacer todo lo necesario para entregarnos justo lo que requerimos."

Impressions Printing tiene ya un par de meses operando la Coilmaster Jr. sin ningún problema. "Siempre estamos al tanto, especialmente con equipos que acabamos de poner en el mercado", señala Spiel. "Le preguntamos al usuario sobre sus trabajos especiales o si saben de otras aplicaciones que podrían utilizar."